Los grupos sanguíneos se determinan genéticamente, y en el caso de los gatos existen tres: el grupo A, el grupo B y el grupo AB. Este último es bastante raro y poco frecuente, mientras que el grupo que tiene un mayor número de gatos en su sangre es el A (el gen para el grupo A es dominante respecto a los genes del B) aunque la variación de las mayoría de felinos A o B cambia según zonas geográficas.

etiquetas: gato, grupo sanguíneo

» noticia original