Al pensar en “vida salvaje” lo primero que suele venirnos a la cabeza son leones y ñus en la sabana africana, las densas selvas amazónicas o los arrecifes de coral llenos de coloridos peces y tiburones. Tenemos tendencia a pensar siempre en el mundo macroscópico, consecuencia de nuestros limitados sentidos, aunque gracias a la ciencia cada vez son más las personas que empiezan a ampliar el concepto de “vida salvaje”.

etiquetas: mundo salvaje, biologia, divulgacion

» noticia original